• Buendía Tours | Santiago de Compostela
  • Buendía Tours | Santiago de Compostela
  • Buendía Tours | Santiago de Compostela

Qué comer en Santiago de Compostela

Hablar de Gastronomía en Galicia es hablar de cocina de producto: mariscos de ensueño que riegan sus escarpadas costas, carne de una calidad sin par debido a la calidad de los pastos y verduras tan frescas que harán temblar tu paladar.

Santiago es sinónimo de tradición, de tapas y raciones donde la abundancia no es enemiga de la exquisitez. Arraigada en milenios de tradición, podremos encontrar desde preparaciones de cuchara perfectas para el invierno, a refrescantes y veraniegos platos de la huerta.

A Galicia hay que venir con el estómago vacío y la mente abierta para degustar preparaciones que te harán entender porqué en cualquier ciudad del mundo, donde se va a comer bien seguro, es en un restaurante gallego.

En la siguiente lista vamos a presentar los que para nosotros, son los diez imprescindibles de su amplio recetario:

Pulpo a Feira

Pulpo a Feira - Santiago de Compostela

El Alfa y el Omega de la comida gallega, el pulpo a feira (polbo á feira), es una preparación pensada para reunir a la familia en la mesa. El pulpo se cuece entero para posteriormente ser troceado con una tijera, se sirve tibio acompañado de patatas cocidas y bañado con aceite de oliva y pimentón

 

Merluza a la gallega

Merluza a la gallega - Santiago de Compostela

Guiso sin parangón para reconfortar al más cansado de los peregrinos. Nada mejor le puede pasar a una merluza que ser bañada como si de un spa se tratara, de un suculento sofrito de ajo y pimentón. Acompañados con guisantes y patatas, al probarlo sentirás como desaparece toda la pesadez del camino.

Empanada Gallega

Empanada Gallega - Santiago de Compostela

Hasta ahora sabíamos que Alfonso II, rey de Asturias en el Siglo IX, fué el primer peregrino que vino a Santiago a honrar los restos del Apóstol. Lo que no cuenta la historia es que también vino para zamparse lo más delicioso que se puede comer al final de un largo camino. Una buena porción de jugosa empanada.

Rellena de casi cualquier cosa que nos podamos imaginar, (lo más típico es carne, zamburiñas, pulpo o atún), sirve desde el desayuno a la cena, como un maridaje perfecto con los estupendos vinos de la región.

Mariscos

Mariscos - Santiago de Compostela

Una mariscada es tradicionalmente algo que sirve para celebrar eventos importantes, pagar apuestas o iniciar una romántica velada.

Ello no es casual ya que Galicia es tierra privilegiada por la calidad de sus mejillones, zamburiñas, vieiras o percebes. No existe en el mundo centro de mesa más emocionante que una bandeja llena de todos estos manjares.

Ajuste correctamente la servilleta al cuello, olvide los cubiertos y las normas de protocolo y entréguese a los sabores del mar.

Lacón con grelos

Lacón con grelos - Santiago de Compostela

Otro incunable de la cocina gallega es esta preparación donde las patas delanteras del cerdo, bien curadas (lacón), se juntan con los grelos (brote del nabo), y se acompañan de cachelos (patatas cocidas), y chorizo.

Un plato donde los sabores intensos y contundentes no dejan lugar a la sutileza, pero si al disfrute de sentirse como un peregrino de tiempos lejanos.

Caldo Gallego

Caldo Gallego - Santiago de Compostela

Santiago de Compostela es tierra de lluvias y de niebla, sólo un lugar así podría alumbrar un potaje que reconforta mente y cuerpo a partes iguales. El caldo gallego es una institución en sí misma y en cada casa se hace de una forma.

Juntar en una olla verduras (grelos, berzas y repollos), patatas, carne de cerdo, alubias blancas y suculentos chorizos es una alineación digna de ganar un mundial. Todo ello cocido poco a poco, como se ha hecho siempre, es una experiencia que te hará entrar en trance.

Raxo

La magia de la cocina gallega es convertir preparaciones teóricamente simples en platos deliciosos y con entidad propia.

El caso más claro es el del Raxo: un lomo de cerdo troceado con un delicioso adobo de ajo y pimentón, acompañado de pimientos del padrón (unos pican y otros no), y una montaña de patatas fritas finamente cortadas. Una vez que lo termines, tendrás que pedir más pan para rebañar el suculento jugo que desde el fondo del plato, te pide que caigas a la tentación.

Pimientos del padrón

Pimientos del padrón - Santiago de Compostela

Ante tanta ingesta de contundentes carnes, que mejor que rebajar con una fuente de pimientos fritos bien colmada y humeante.

Sírvela en el centro de la mesa, ponle un poco de sal gorda por encima y diviértete cuando un comensal desprevenido encuentre que le ha tocado el pimiento que picaba.

Tortilla de patata

Tortilla de patata - Santiago de Compostela

Símbolo internacional que trasciende de comunidad y debería ser Patrimonio de la UNESCO. En Galicia la tortilla se entiende ancha, contundente, un puntito salada y bien cuajada.

Como la Catedral de Santiago antaño usaba su tamaño para imponer presencia y elevación espiritual, la tortilla en Galicia crece en altura para no dejar lugar a inventos innecesarios en algo que ya de por sí es perfecto.

Churrasco de ternera

Churrasco de ternera - Santiago de Compostela

Al hincar el diente a un churrasco de ternera se puede entender como una vaca no puede hallar lugar más feliz para pastar que la verde pradera gallega.

El toque ahumado de las brasas es como un elegante vestido de gala para una de las mejores viandas del mundo, combínalo con un vino tinto de Rioja o Ribera y entrarás en comunión con milenios de historia.

Buendía Tours

BUENDIA TOURS
Avenue de la Renaissance 16
1000 Bruselas, Bélgica
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Diseño y Desarrollo Web por Nicolas Machado / © 2019 BUENDIA TOURS

¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Leer más

Aceptar